Leo, con cierto asombro, que el Sr. Camps ha visitado a La Macarena para darle las gracias por su reciente absolución. Uno se pregunta, desde el agnosticismo, un par de cuestiones sobre esta “noticia”.

A saber:

¿Considera el Sr. Camps que su absolución ha sido de naturaleza milagrosa?

Si es así, el Sr. Camps nos está anunciando implícitamente que es culpable, puesto que atribuye a un milagro su absolución. No debía confiar en que los métodos terrenales le pudieran sacar de esta y por eso acude a agradecérselo a los divinos.

La otra duda que me asalta es:

Si el Sr Camps hubiera sido declarado culpable ¿Hubiera ido a echarle las culpas a La Macarena?

Opinemos sobre esta ucronía:

Es sabido que santos y vírgenes solo pueden interceder positivamente ante nosotros, por lo que no considero probable que el Sr. Camps hubiera ido a encararse con malas maneras ante la virgen.  Para ir a echar culpas de las desgracias ya tenemos al diablo, pero tampoco veo al Sr. Camps visitándole, porque como todo el mundo sabe, el diablo viste de Prada, y hay comparaciones que ni el Sr. Camps resistiría.

Echo de menos los tiempos en que estas cosas se celebraban en tugurios en blanco y negro, con el bourbon, el jazz y el humo como testigos.

Como hemos cambiado.